BENVINGUTS

¡Hola amics! Benvinguts a aquest bloc que pretèn ser un punt de reunió pels amants de la natura i l'esport en qualsevoll de les seves variants. En aquest bloc, sempre trobareu un recurs per resoldre les vostres dubtes i una eina per trobar-vos amb els que igual que vosaltres son amants dels esports de natura.
Aqui, desprès de registrar-vos, podeu compartir les vostres sortides, excursions, tracks, viatges, etc; tambè serà punt de trobada per properes quedades amb la resta de membres del bloc per tal de realitzar sortides i excursions.
Salut i apunteu-vos.

dijous, 20 de maig de 2010

DIA 7 IFNI-TAN TAN (PLAYA BLANCA Y LO QUE SE PERDIÓ EL FRANCES)


La cena que nos sirvió Malika y su joven camarera Canadiense, fué fabulosa. Nos moriamos de ganas de comer pescado. Con los 17 grados de Ifni y el murmullo del mar de fondo dormimos como troncos, nada que ver con la noche anterior. A las 10 en la gasolinera desmontamos la dichosa tapa del montero para mirar la fuga. La mancha sigue allí. Será la ultima vez que la mire. Sabiendo que el consumo es inapreciable, ya no volveremos a desmontar la tapa en todo el viaje. Repostamos y cogemos la carretera rumbo a Foun Asaka. De camino una parada en el Zhara que todavia está en venta.
Al medio dia llegamos a la bajada en que en el 2008  perdimos la pista. Nuestros moteros bajaron en misión de reconocimiento y no la encontraron. Esta vez jugamos con ventaja.Tenemos el track y sabemos que baja por aquí, así que caminamos para ver como está el paso y después de deliberar, decidimos probar. 



Primero el montero, después la camioneta y despues.........tachaaaan, un francés que nos ha visto des de arriba y se ha atrevido a probar también. En estos casos los bloqueos hacen su trabajo y cuando no lo tienes pasa lo que pasa



Golpe de eslinga de la camioneta y solucionado. Seguimos el camino por la pista que bordea el acantilado y cuando ascendemos por el aparece ante nosotros Playa Blanca.



Cuarenta y seis kilómetros de playa desierta de arena dura en que lo único que ves es algún pescador y gaviotas. Para celebrar la vista de tan maravilloso paisaje y agradecer la ayuda, nuestro amigo el francés, saca una botella de vino rosado fresquito de su imponente nevera y lo celebramos con una copita.¡VIVA LE FRANCE!.
Bajamos por la pista hasta la playa y comenzamos ha hacer kilómetros por la arena. En un principio la encontramos dura y nos ponemos a 90 pero a veces el coche se empieza ha hundir y por momentos tememos el atasco. Llegamos a la desembocadura de un rio que hay que atravesar, nos paramos a mirar a ver por donde cruzarlo y nuestro amigo el francés decide que para el ya ha sido mucha aventura y que se va a buscar la pista que va paralela a la playa. Nosotros seguimos deliberando, "que si por aquí, que si mejor por allá" y de repente aparece un pescador que nos hace gestos de lejos, se acerca a nosotros y en un francés incomprensible, nos indica por donde tenemos que cruzar. Dicho y hecho, cruzamos el oued y al otro lado nos enseña la pesca que lleva en un cesto. Sargos, lenguados, cabras. Le decimos que si nos lo puede preparar para comer. Encantado acepta y nos indica que vayamos a su barraca para asarlo. Se cuelga en la parte de atras de la camioneta y allá vamos.

Negociamos el precio por el pescado y cuando nos dice lo que pide, nos parece ridículo, sobre todo cuando vemos su piel quemada por el sol y sus rodillas artrósicas, de pasar horas y horas dentro del agua. Acabamos dándole el doble. Desde el otro lado del rio vemos al francés que parece que ha parado a comer. Le hacemos señas para que cruce pero no nos entiende. Al cabo de media hora, nos traen el pescado y abrimos una botellita de rioja. Vaya festín esto es vida.
Nos quedaríamos a dormir la siesta pero nos espera la mitad de la playa y bastante pista hasta Tan Tan, así que despues de unas risas, continuamos.
Conducir por la playa es un placer. Kilómetros de arena dura. Puedes poner el coche a 90 sin problemas y en esta parte comprobamos que la arena es mas dura. ¡Madre mia!, lo que se está perdiendo el fracés. En esta maravilla de la naturaleza, hace un tiempo se rumoreaba que el gobierno marroquí, junto con una empresa española, querian construir 300 apartamentos y unos cuantos hoteles. 
¡Dios mio! no lo permitas.
Para salir de la playa hay que subir al fuerte Aureora. La subida preciosa, entre dunas y arenal se hace divertida para unos, a otros les costó un poco mas, jejejejej.

Luego pasamos una zona de pequeñas dunas en la que lo pasamos en grande y como no para terminar la etapa, pedregal que te crió. A unos 30 km de Tan Tan, nos encontramos con un puesto de militares. Uno de ellos, supongo que el de mas graduación, se nos acerca y en un perfecto francés nos dice que estamos atravesando un campo de maniobras y tiro para la aviación marroquí, que esta vez sigamos pero que lo tengamos en cuenta. Seguimos nuestro camino sin evitar mirar de reojo al cielo. Casi anocheciendo llegamos a Tan Tan Plage, donde buscamos un hotelito que tiene buena pinta y cenamos el pescadito de rigor. El dia ha sido duro. Toca descansar. Mañana mas Insalah.

2 comentaris:

Josep Maria Jovani ha dit...

Gracias por compartir tu experiencia, me hubiera encantado ir ... de momento me conformo con el diario de viaje. Seguro que mientras lo escribes revives momentos únicos, que envidia ! (de la sana).
Me gustaría que al abrir las fotos, fueran más grandes para poder disfrutar más de los paisajes.
Felicidades viajero !

RAFA ha dit...

El tema de las fotos, dificil por qeu tardan mucho en cargarse y las tengo que reducir al maximo. Pero no te preocupes que tendras tu llave cargadita con todas las fotos del viaje y alguna peliculita. El proximo te quiero ver a mi lado.
Salut.